La segunda edición del circuito de carreras RUN_CANCER, organizado por la AECC Valencia, ya conoce las diez citas que compondrán las carreras competitivas de 2016 para miles de corredores.

Una vez configurado el calendario, este circuito 100% solidario con las inscripciones de los participantes, pasará por diez localidades de la provincia durante los próximos meses, desde su estreno en Alfafar el próximo 3 de abril hasta su finalización en Picassent el 11 de diciembre.

Y entre ellas un gran evento solidario en Valencia, que tendrá lugar el 2 de octubre, coincidiendo con el Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama. Las citas RUN_CANCER 2016 son las siguientes:

ALFAFAR 03-abr MASSALFASSAR 04-jun ROCAFORT 05-jun UTIEL 25-jun LLIRIA 18-sep VALENCIA 02-oct XATIVA 16-oct GANDIA 30-oct SAGUNT 13-nov PICASSENT 11-dic

Todas las pruebas de RUN_CANCER tendrán una marcha paralela para “fomentar la participación” de todo el que desee colaborar y que no pueda completar las distancias entre 5 y 10 kilómetros corriendo.

Asimismo, otras doce localidades valencianas contarán con marchas igualmente solidarias dentro de la iniciativa AECC_EN_Marcha.

Correr es una actividad básica incluida en casi todos los deportes. Ya sea como una actividad transversal en la mayoría de ellos o bien como nuestro deporte principal. El ahora denominado “runnig”, a nivel popular, se ha convertido en una de las maneras más fáciles de contribuir a vigorizar nuestro cuerpo, de sentirnos más ágiles, quemar calorías reduciendo las acordeónicas y temidas lorzas, mejorar el sistema cardiovascular y ayudar a mejorar nuestro sueño que tantos problemas provoca cuando es escaso.

Correr, además de mejorarnos a nivel físico, también nos sirve para socializar a través de numerosos clubes y asociaciones de corredores existentes, con lo que se convierte, por efecto multiplicador del boca-oreja, en uno de los deportes más populares y practicados en nuestro país y en casi todo el mundo. Resulta fácil y muy sencillo (al menos el primer día) ponerse unas zapatillas (o no, si optas por la variante de carrera cada vez más pujante y económica del descalcismo) y salir a trotar desde nuestra propia casa hasta donde la energía, el tiempo o nuestro ánimo, edad y experiencia nos lleven.

Vemos pues que correr, por supuesto que con regularidad, tiene beneficios a nivel físico, a nivel social y por último también tiene beneficios a nivel mental ya mejora y levanta el ánimo y nuestra actividad cerebral en general. En terapia, es un recurso que se utiliza como una actividad que ayuda principalmente, en procesos de disfunciones en los estados de ánimo y en adicciones, pues contribuye a la autorregulación de esos estados y a la conciencia del propio cuerpo para el autocuidado.

Ahora veamos como es posible unir este deporte llamado “running” o simplemente “correr” con la atención plena o mindfulness. Aclaro rápidamente, por si acaso la palabra todavía le es desconocida al lector, el significado de “mindfulness”, que aplicado a correr vendría a ser como: “ser consciente de que estás corriendo cuando estás corriendo”, es decir focalizar toda tu atención en lo que estás haciendo a cada momento. Concepto simple donde los haya pero que en la práctica encontramos que es mucho más complicado de lo que parece, en un mundo donde predomina cada vez más la dispersión, la rapidez y la multitarea.

En principio, cuando nos viene a la mente la imagen más habitual de un corredor y de un meditador, vemos que son dos actividades que parecen contrapuestas pues parece que una actividad es puro movimiento y la otra es completa quietud y tranquilidad. Pese a esto, ambas comparten varias cosas en común y al fin y al cabo cualquier actividad de la vida diaria es susceptible de convertirse en meditación informal, si la realizamos prestando atención a lo que estamos haciendo en el momento presente.

Para ello podemos focalizarnos al principio en el cuerpo y a como nos sentimos antes de salir: notar la resistencia al cambio (literal, pues generalmente tenemos que cambiarnos de ropa y ponernos ropa deportiva) o bien estamos motivadísimos y esperando este momento con muchas ganas. Entre ambos extremos hay un continuo de grises y cada día puede ser diferente. Comenzamos con los estiramientos y precalentamiento, centrándonos en las sensaciones de cómo están nuestros músculos, nuestros tendones, las posibles tensiones y molestias que podamos tener (esto nos ayudará a prevenir lesiones). Cuando por fin arrancamos a correr nos centraremos en la respiración, exactamente igual que cuando estamos en la silla o el zafú y cuando aparezca un pensamiento referido al pasado o anticipando el futuro, seremos conscientes de éste y con serenidad, volveremos a concentrarnos en la respiración. Prestaremos igualmente atención al entorno (inevitable si no queremos darnos una buena leche) poniendo atención al terreno que vamos pisando y descubriendo nuevos elementos del paisaje que, aunque sea el mismo todos los días, siempre nos revela algún elemento diferente. Por último sintonizaremos con lo que nos vaya demandando el cuerpo en cada momento. El aburrimiento, el cansancio, los pequeños dolores, los escucharemos sin luchar o resistirnos a ellos, sino que los aceptaremos y seremos conscientes de que forman parte de nosotros. Pasarán sin que tengamos necesidad darles la importancia que no merecen, pues si lo hacemos, sin duda crecerán y se harán fuertes, debilitando nuestras fuerza de voluntad para seguir corriendo. No hace falta que persigamos ningún objetivo, preocupándonos por estar el máximo tiempo posible en este estado de conexión con la respiración, con el cuerpo y con el entorno. El proceso de correr con atención plena es algo que de forma natural, se irá ampliando por si solo con la práctica, como casi cualquier otra actividad humana.

Bien, pues a grandes rasgos, esta sería la relación entre el runnig y el midfulness En definitiva, correr y meditar son actividades muy compatibles. El mero hecho de correr es beneficioso principalmente para nuestro cuerpo. El mindfulness es beneficioso principalmente para la mente. Por tanto, combinar ambas actividades es un estupendo ejercicio para un completo desarrollo integral de nuestra persona.

Juan Antonio Martínez.
Psicólogo Clínico especialista en Mindfulness.
Valencia 26-febrero-2016

Artículo publicado por el equipo de psicología deportiva de Psicologar. Calle Baviera 6 Torrent. Valencia. Centro de Psicología Integral

La localidad de Alfafar ha acogido la presentación de la segunda edición de la Carrera Solidaria Alfafar Contra el Cáncer, que al igual que el año pasado, estrenará el circuito provincial Run_Cáncer, que organiza AECC Valencia.

El Ayuntamiento de la localidad valenciana ha reunido a todos los que colaboran en estrenar el segundo circuito el próximo 3 de abril, con una primera carrera competitiva de 8 kilómetros, a las 10 de la mañana, y una marcha de 4 kilómetros desde las 10:30 horas. Los ingresos por los 5 euros de cada inscripción a ambas pruebas, como todas las carreras y marchas que componen Run_Cáncer serán destinados íntegramente a la investigación contra el Cáncer.

El acto de presentación de la prueba en Alfafar estuvo presidido por el alcalde Juan Ramón Atzuara, acompañado de Javier Llombart, de AECC Valencia; Pepa Baixauli, de la Junta Local Contra el Cáncer; y Fernando Calero, del CA Taulains, de la propia localidad.

“Unir deporte y solidaridad nos parece una gran iniciativa, por lo que invitamos a todos los vecinos a superar los mil participantes en esta doble cita”, reconoció el alcalde, recordando que en la primera edición se quedaron cerca del millar. Por su parte, Pepa Baixauli, presidenta de la junta local de Alfafar, recordó que “la lucha contra el cáncer no es un sprint, es una carrera de fondo en la que todos debemos participar.”

Fernando Calero, representante de club local de atletismo, celebra que estas iniciativas 100% solidarias “puedan sumar cada año a más participantes corriendo en esta cita”, mientras que Javier Llombart insistió en que “todas las aportaciones de los corredores en inscripciones se destinan a diferentes proyectos de inventigación en la lucha y prevención de esta enfermedad”.

Las inscripciones para la II Carrera Solidaria Alfafar contra el Cáncer pueden formalizarse digitalmente a través de la TopRun.es ( o en los comercios de la localidad, además de en el centro de Carrefour en Alfafar.

Hay una pregunta que se han hecho millones de personas alguna vez ¿Por qué corro? Muchos contestarán a esta pregunta diciendo que solo corren si les persiguen, es decir únicamente lo hacen si es estrictamente necesario. Realizarse esta pregunta tiene sentido, correr es una actividad dura y a veces puede resultar monótona, requiere esfuerzo, motivación y concentración. Seguro que en la memoria de la mayoría está aquel profesor o entrenador que cuando quería castigar a algún alumno, lo mandaba a dar vueltas al campo de juego. Pero los aficionados a correr o “runners” tienen respuestas distintas. En un antiguo artículo de 1975 ya se apuntaba que la razón que lleva a un individuo a mover las piernas con velocidad durante un tiempo prolongado es tan diferente como diversa es la personalidad, características y circunstancias de las personas que realizan la actividad. En dicho artículo Gisbert explicaba la necesidad de motivar a los corredores para que encuentren el placer con la práctica de la carrera continua (Gisbert 1975).

Pero no solo los aficionados buscan respuestas, desde el punto de vista de la ciencia también se trata de contestar esta pregunta. Desde hace décadas numerosas investigaciones en el ámbito de la medicina y la psicología han analizado los beneficios que correr genera a quien lo practica: incrementa la salud, mejora el estado de ánimo, ayuda a gestionar el estrés y un largo etc. (Marquez 1995; Moreno 2005; Vivar, Peterson y Van Praag 2015). Pero diferentes grupos de investigación también han tratado de analizar las razones que tienen los deportistas aficionados para dedicar tanto tiempo, sacrificio y esfuerzo a esta actividad deportiva. Un estudio de 2006 realizado por Universidad de Valencia revelaba que la principal razón que encuentran los corredores aficionados para participar en carreras de resistencia tiene que ver con el placer de correr (Llopis y Llopis 2006). Parece que el placer de la actividad misma sigue siendo una de las principales motivaciones que llevan a un corredor a levantarse del sofá o de la cama en un día de fiesta y con mal tiempo. Correr por correr, pero, ¿Qué es exactamente lo que provoca ese placer? Este deporte es duro, a veces hasta duele, pero tiene sus recompensas. Durante años desde el punto de vista biológico se ha atendido a la liberación de endorfinas que se producen en nuestro cuerpo cuando corremos (Ahlgren y Hayward 2012), estas endorfinas actúan como analgésicos naturales proporcionándonos sensaciones de satisfacción y calma al acabar el ejercicio. Sin embargo un reciente estudio publicado en la Academia Nacional de la Ciencia de Estados Unidos (PNAS) ha desvelado que los endocannabinoides (sustancias parecidas al cannabis pero producidas de forma natural por nuestro propio organismo) también juegan un papel importante en esta cuestión (Fuss, Steinle, Bindila et al. 2015).

Pero si todo es una cuestión de sustancias que se liberan en nuestro organismo ¿Por qué no siempre siento este placer cuando corro? De nuevo el componente psicológico juega un importante papel. La Dopamina, un neurotransmisor muy implicado en las sensaciones de placer se libera en mayor cantidad ante un estímulo interpretado como novedoso (De Luca 2014). En una prueba de larga o media distancia en la que estás tanto tiempo realizando una actividad cíclica y repetitiva, saber en lo que has de centrar tu atención o saber donde deberías focalizarla en cada momento es importante. En realidad todo consiste en hacerle ver a nuestra mente, que por mucho que se parezcan nuestros pasos, sensaciones o paisajes por los que entrenamos cada día, nunca son iguales, siempre hay diferencias entre ellos. Entrenar nuestra mente para apreciar los detalles y ver cada momento como lo que es, instantes únicos e irrepetibles, puede marcar la diferencia entre sentir la actividad como placentera o como rutinaria (Blecharz, Luszczynska, Scholz et al. 2014).

En el último artículo sobre psicología deportiva “Cómo consigo que mi mente me ayude a ganar” publicada en la web de Psicologar (Psicologar 28 septiembre 2015), argumentamos sobre la importancia de entrenar la mente junto con el cuerpo, para conseguir mejor rendimiento deportivo e incrementar nuestra salud. A pesar de que durante años se ha hablado de mente y cuerpo como entes separados, son en realidad uno solo. Por ello, es importante tener presente que al ejercitar nuestra mente mejoramos físicamente y viceversa. Entrenar tu mente puede marcar la diferencia entre encontrar el placer en correr o solo correr.

Artículo publicado por el equipo de psicología deportiva de Psicologar. Calle Baviera 6 Torrent. Valencia. Centro de Psicología Integral

Bibliografía

- Ahlgren J y Hayward L. Role of lateral parabrachial opioid receptors in exercise-induced modulation of the hypotensive hemorrhage response in conscious male rats. Behav Brain Res 2012; 226:404-10.
- Blecharz J, Luszczynska A, Scholz U, Schwarzer R, Siekanska M y Cieslak R. Predicting performance and performance satisfaction: mindfulness and beliefs about the ability to deal with social barriers in sport. Anxiety Stress Coping 2014; 27:270-87.
- De Luca M. Habituation of the responsiveness of messolimbic and messocortical dopamine transmission to taste stimuli. Front Integr Neurosci 2014; 4:8-21.
- Fuss J, Steinle J, Bindila L, Auer K, Kirchherr H, Lutz B y Gass P. A runners high depends on cannabinoid receptors in mice. PNAS 2015; 42:13105-13108.
- Gisbert A. Correr es Vivir. Apuntes Medicina Deportiva 1975; 47:157-159.
- Llopis G y Llopis G. Razones para participar en carreras de resistencia. Un estudio con corredores aficionados. Cultura Ciencia y Deporte 2006; 4:33-40.
- Marquez S. Beneficios psicológicos de la actividad física. Rev de Psicol. Gral. Y Aplic. 1995; 48:185-206.
- Moreno A. Incidencia de la Actividad Física en el adulto mayor. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte 2005; 5:222-237.
- Psicologar, área psicología del deporte. Cómo consigo que mi mente me ayude a ganar.v www.psicologar.com 2015.
- Vivar C, Peterson B y Van Praag H. Running rewires the neuronal network of adult-born dentate granule cells. Neuroimage 2015; (Epub ahead of print).